Consejos a la hora de comprar tu maquillaje

Cuando se trata de adquirir productos de maquillaje, tendemos a entrar en pánico. ¿Y a qué mujer no le ha pasado? En el mercado existe una gran gama de productos, los cuales son de distintas industrias cosméticas y por lo tanto, variados  precios. Para nosotras las féminas, es importante tener productos de excelente calidad, pero que también nos permitan ahorrar. Por eso en este artículo te ayudaremos con algunos consejos a la hora de comprar tu maquillaje.

 

La industria del maquillaje

La industria cosmética, que incluye el maquillaje, es el desarrollo de años de investigación por parte de los farmacéuticos especialista en cosmetología. Gracias a ellos, hoy tenemos en el mercado variedad de productos destinados a la belleza de la mujer, que cada día están siendo renovados, perfeccionando sus activos para enriquecer la fórmula o diseñando nuevos productos para las mujeres más exigentes. La mayoría de las industrias de maquillaje son multinacionales como: L’Oreal, Avon, Valmy, Lancôme, Clinique, Natura, Clarins, entre otras.

También existen otras marcas, las cuales no son tan costosas y ofrecen mejores precios. Sin embargo, he ahí donde debes tener cuidado. Si tienes una piel delicada, lo mejor será comprobar que dichos maquillajes sean buenos y que no tengan efectos secundarios. La idea es comprar un producto de calidad, duradero, que maquille bien y que no sea tan costoso.

 

Por ejemplo, si a la hora de comprar un lápiz de ojos escatimamos, podríamos salir con las tablas en la cabeza. El lápiz podría resultar muy duro, podría causar alergia o su mina podría romperse con los primeros usos de forma irreversible. Por ello, es necesario saber qué estamos buscando y conocer sobre el producto que necesitamos en función de nuestra tipología.

 

Consejos a la hora de comprar tu maquillaje

Cuánto dinero tienes disponible o cuanto puedes gastar: Esto te ayudará a realizar un presupuesto de lo que tienes y cuánto te ahorrarías si prescindes de lo que no necesitas en tu neceser.  Además te ayudará a no irte de las primeras con maquillajes que son excesivamente costosos. Por lo general, las grandes marcas también venden “un nombre” y no solo un producto.

 

Por ello, busca siempre la utilidad y la calidad antes de cualquier cosa. Muchas mujeres se van de las primeras pensando que ya porque un maquillaje es de la “marca equis” es bueno obligatoriamente, y no siempre es cierto. Trata de tomarte tu tiempo en la tienda, probar el producto si es posible y compararlo con otros.

 

Realiza tu lista de productos: esto te facilita el trabajo a la hora de comprar, porque ya sabes qué es lo que necesitas. Si nos vamos a una tienda de maquillaje sin tener claro qué es lo que queremos, podríamos caer en la trampa de comprar más de lo que necesitamos, o de aceptar sugerencias de las vendedoras que podrían resultarnos inútiles posteriormente.

 

Por ejemplo, si nunca usamos base porque nos gusta resaltar los ojos y nuestra piel es lozana, entonces podríamos terminar comprando alguna sin necesidad, gastando dinero innecesariamente. Recordemos que las vendedoras están ahí para sacar el máximo provecho del cliente, es su trabajo. Lo mejor será que vayas con la claridad de lo que necesitas.

 

Comprar al mayor: si has usado el producto antes, esta es una buena opción para ahorrar por un tiempo.  Esto es de mucha utilidad también si trabajas haciendo maquillaje. Sin embargo, si no conoces el producto, no es una buena idea, puesto que podrías cometer un error garrafal teniendo varias cajas de algo que no utilizarás o que resultó defectuoso. Fíjate bien.

 

Revisar la fecha de caducidad del producto: debemos estar atentas a la fecha de caducidad y revisarlo en el mismo establecimiento, pues un producto que está vencido no garantiza que conserve sus propiedades. Puede provocar alergias, irritaciones de la mucosa nasal y la piel o dermatitis.

 

Además debes calcular en función de qué tanto utilizas el producto. A algunas mujeres un labial les puede durar meses, mientras que a otras solamente una semana, dependiendo de cuánto lo usen. Lo mismo pasa con polvos y bases. Siempre piensa en función de lo que tú utilizas y no de lo que te hagan ver dentro de la tienda.

 

Revisa que no contenga algún compuesto químico que te produzca alergia: existen personas alérgicas al tiomersal (presente en las sombras de ojos), sulfato de níquel (está en las máscaras de pestañas y lápiz de ojos), formaldehidos (conservante conocido como formol que tienen muchos cosméticos), entre otros.

 

Revisa siempre qué tiene en detalle el maquillaje que comprarás y también si tú eres alérgico a alguno de estos productos. Si no lo conoces en lo absoluto, trata de ver si puedes probar un poco dentro de la tienda y espera unos minutos. Si no ocurre nada, lo más probable es que no seas alérgico a ese maquillaje, así que adelante.

 

Probar tu maquillaje: antes de comprar tu producto, es ideal que si nunca lo has usado te apliques una minúscula cantidad en la piel, para que no corras el riesgo de que no sea de tu color o que no guste como luce en tu piel. Esto es de suma importancia si estás comprando un polvo para la cara o una base, por ejemplo.

 

Otras sugerencias para comprar tu maquillaje

Recuerda que siempre debes pensar en lo que tú utilizas y en tu estilo de vida. Hay mujeres que utilizan el maquillaje como un añadido en su vida cotidiana y no es tan importante para ellas tener grandes marcas con amplios efectos, puesto que lo que quieren es resaltar algunos rasgos de forma breve. Sin embargo, otras sí desean explotar al máximo el potencial de los productos y necesitan de elementos de alta calidad.

 

Debes saber en cuál rango te encuentras para no gastar más de la cuenta o menos. De igual forma, cuidado con las cajas que ofrecen todo el maquillaje en un solo sitio. Son muy útiles pero no son profesionales. Si estás buscando algo profesional, deberás tomarte el tiempo para comprar elemento por elemento. Sin embargo, si estás buscando algo más tranquilo para el cotidiano, la caja completa puede ser de utilidad.

 

Otra cosa en la cual debes hacer énfasis es en las brochas.  Estas deberán ser de alta calidad, puesto que deberían durarte varios años con los cuidados indicados. Si compras brochas malas, tendrás que hacer una nueva inversión al cabo de pocos meses y no es la idea. Además, siempre debes tratar de lavarlas y mantenerlas en buen estado. Unas brochas de buena calidad, más los cuidados adecuados durarán por muchos años.

 

El maquillaje es algo que ha existido desde tiempos remotos y ha sido utilizado por mujeres en la mayor cantidad de épocas de la historia, aunque también por hombres. En la actualidad son múltiples los efectos que pueden lograrse con lo que existe en el mercado, así que hay que tomarse el tiempo para obtener lo que quieres.

 

No te guíes expresamente por las marcas, sino por la calidad, busca probar todo lo que comprarás, cuidado con las cajas que traen todo, cuidado con los componentes y cuidado con no tener en mente lo que quieres, son algunos de los consejos que te damos en este breve artículo, para que consigas el maquillaje que resaltará lo mejor de tu rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *