Trucos caseros para fortalecer el cabello

La imagen personal lo es todo para la mayoría de las personas y el cabello es una parte importante de ella. La plancha, secadores, rizadores y los tintes son algunos de los factores más comunes que dañan y debilitan nuestro cabello, pues mata su vitalidad y fuerza. Por suerte, existen varios trucos caseros para fortalecerlo de una manera sencilla.

 

¡Sigue estos sencillos trucos caseros!

Aceite de oliva: el aceite de oliva es milagroso para nuestro cabello, pues este producto natural aporta grandes beneficios, debido a sus propiedades nutricionales y medicinales. Suele ser el más recomendado por los especialistas. Si lo que estás buscando es un cabello fuerte con brillo y vitalidad, no dudes en usar este producto.

Solo debes utilizar dos cucharaditas de aceite sobre tu cabello, preferiblemente, seco; si te lo colocas antes de lavarlo, mucho mejor. Un consejo para que el tratamiento penetre más en el cuero cabello es colocarte una gorra de baño. Déjate el producto durante 10 minutos aproximadamente.

Gelatina sin sabor: conocida como gelatina neutra o sin sabor, es una proteína natural rica en colágeno, la cual ayuda a fortalecer el cabello. Su forma de utilización consiste en aplicar una bolsa pequeña de gelatina en nuestro champú, para que, de esta forma, haga efecto al momento de lavar nuestro pelo; solo recuerda agitarlo antes de usar.

Café: el café es ideal para fortalecer, darle vida a tu cabello y prevenir la calvicie, además de llenar de energía todo tu organismo. Es un producto económico que, por lo general, siempre encontrarás en una casa. Para aplicar el tratamiento solo necesitarás 3 cucharadas de café molido, 1 vaso y un gorro de baño.

Ahora bien, prepara una taza de café y cuando esté listo déjalo enfriar unos segundos. Luego aplícatelo y date unos ligeros masajes con las yemas de tus dedos, para que así penetre cada zona a la perfección. Cubre tu cabello con un gorro de baño y déjalo actuar por 20 minutos y lávalo. Es importante lavar tu melena antes de utilizar el producto, así como quitarte el exceso de agua con la ayuda de una toalla.

Huevos: si lo que buscas es embellecer y fortalecer tu cabello, los huevos son una excelente opción para ti, pues son ricos en vitaminas E y D, las cuales ayudan a fortalecer tanto el cabello como las uñas. El tratamiento consiste en batir un huevo crudo y aplicártelo por todo el cuero cabelludo, dejándolo actuar durante 15 minutos, para después retirarlo y lavártelo bien con champú y agua fría o tibia.

 

Otros métodos naturales para fortalecer tu cabello sin demasiado esfuerzo

La miel, un elemento ideal: uno de los elementos de origen animal que te ayudará si tienes un cabello débil y quebradizo es la miel. Lo que debes hacer es colocar un poco y extenderlo con las yemas de tus dedos suavemente. Además, te será de doble efecto puesto que con el masaje estás activando la circulación del área, a fin de evitar la calvicie. Luego deja reposar durante unos quince o veinte minutos y procede a quitar todo con agua tibia. Luego  puedes lavar con tu champú.

La miel no solamente ayuda para hidratar tu cuero cabelludo sino que también tiene propiedades antibacterianas que te permitirán tener un cabello más saludable. Además, te ayudará a mantener la circulación de la zona activa y a prevenir la caída del cabello. Su exquisito olor también ayuda a ser una de las mejores opciones para el cabello, a diferencia del huevo, por ejemplo.

Linaza con Coco: si quieres hacer un baño de crema natural que te ayude a mantener tu cabello sano y fuerte, puedes hacerlo con un poco de coco y linaza. Lo que debes hacer simplemente es aplicar esta mezcla después de utilizar tu champú regular. Puedes colocar un poco de linaza con aceite de coco y no solo estarás fortaleciendo tu cabello, sino también dándole un olor y una suavidad increíble.

 

Recuerda no abusar de los tratamientos estéticos

Una de las cosas que debes tomar en cuenta para tener un cabello fuerte y saludable es no abusar de los elementos estéticos como las planchas, los secadores y los tintes para el cabello. Mientras menos los utilices, mejores resultados tendrás. Trata siempre de alternar tus looks, para que no dependas estrictamente de un tinte o de un alisado, por ejemplo.

Otra de las actividades que te ayudará a tener un mejor cabello es alimentarte correctamente. Trata de tener una alimentación correcta, con vegetales, avena, linaza, miel y elementos naturales. Los alimentos procesados suelen afectar la salud general del organismo, la cual se reflejará en el cabello. Además, recuerda tener complementos vitamínicos y de no llevar excesivo sol.

En el mercado hay muchos suplementos vitamínicos, en caso de que tengas una rutina demasiado ajetreada como para consumir las verduras y las frutas que necesitas. Trata de revisar cuál es el que mejor se adapta a tu estilo de vida. De igual forma, trata de proteger tu cabello del sol excesivo, puesto que al igual que el rostro, suele deteriorarse en mayor medida al pasar el tiempo si está bajo un sol permanente.

 

Realiza mascarillas especiales para tu cabello una vez a la semana

Algo a destacar es que no deberías lavar tu cabello excesivamente. En realidad, con dos veces a la semana que lo hagas, será más que suficiente. Un cabello que se lava a diario se deteriorará y debilitará totalmente. De igual forma, utiliza un champú hidratante, especial para cabellos quebradizos, ya que te ayudará a mantenerlo en forma.

Hay múltiples mascarillas caseras que puedes utilizar para tu cabello. Por ejemplo, una de las más eficaces es la de Aloe Vera. Esta sustancia pertenece a la planta de sábila, la cual puedes encontrar en casi todos los países del mundo. Extrae el contenido de una penca y colócala en todo tu pelo. Déjalo reposar durante unos veinte o treinta minutos y a continuación lava con el champú que utilizas normalmente.

Puedes hacer combinaciones variadas como por ejemplo Aloe Vera con miel y linaza o también Aloe Vera con un poco de yogurt y fresas. Puedes combinar la miel con huevos y Aloe Vera, una mascarilla que será de mucha utilidad, porque tiene el elemento antibacteriano, el purificante y el hidratante al mismo tiempo.

Otras mascarillas que puedes utilizar para el cabello son   las de lechosa con avena. Simplemente haz una mezcla de ambos ingredientes hasta formar una pasta y dejar reposar durante unos veinte minutos en todo tu cabello. Recuerda que al aplicar todas estas mascarillas lo mejor será hacer un masaje capilar que estimule el área y active la circulación. A mayor circulación, mayor cantidad de cabello tendrás, menos riesgo de alopecia y mayor brillo y vitalidad.

 

Recuerda evitar el estrés y estar en paz contigo mismo

Se ha demostrado que el cabello es como una antena de nuestro cuerpo, que capta las señales de los entornos en donde estamos habitualmente. Por ello, si te manejas en medio de la negatividad y el desánimo, es normal que el cabello sea opaco o que le cueste crecer. Trata de estar animado, de hacer actividades que te den felicidad, así como de no lidiar con gente que no trae nada positivo a tu vida. Esto también es parte de la salud general de nuestra mente y organismo, la cual se refleja en nuestro cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *