Fáciles trucos para disimular el acné

Tarde o temprano todos hemos sufrido del famoso acné, pues es uno de los problemas de piel más comunes que existe. Ya sean granitos, manchas, puntos negros o cicatrices, todos se pueden disimular con fáciles trucos que te salvarán de un apuro. En la adolescencia es muy común tener algunos granos, pero nada que con una buena higiene y un buen maquillaje no se pueda arreglar.

 

El primer paso para no tener acné es el cuidado de la piel

La clave para lucir una piel sin acné, fresca, brillante e hidratada es el cuidado y la higiene que le des a tu rostro. La limpieza facial será tu mejor aliado, además de exfoliar tu piel una vez por semana, para limpiar los poros obstruidos y así favorecer la regeneración celular. Puedes intentar diversos tipos de mascarillas, como por ejemplo la de arcilla, yogurt o aloe vera.

Limpia tu rostro todas las mañanas y antes de acostarte, pues, aunque estés en tu casa, los agentes externos como el polvo o la contaminación siempre estarán presentes para afectar tu piel. Asimismo, recuerda limpiar tus manos cuando vayas a tocar tu cara. En el mercado también puedes encontrar diversos kits exfoliantes y tonificantes que resultan económicos.

No solamente en la adolescencia debemos exfoliar nuestra piel, sino durante toda nuestra vida. A partir de los 13 años es necesario limpiar el rostro, hacerse mascarillas semanales, hidratar la piel y utilizar protector solar. De igual forma, no utilices demasiado maquillaje para el cotidiano, puesto que puedes generar efectos adversos en tu rostro.

 

Trucos de maquillaje para disimular el acné

Utiliza una prebase para preparar tu piel. Para que el rostro tenga una textura más uniforme y logre matizar el tamaño de los poros, lo mejor es utilizar una crema con ácido salicílico para desinfectar tu cara y luego la milagrosa pre-base. De esta forma estarás tapando gran cantidad de granos e imperfecciones sin demasiado esfuerzo y sin efectos secundarios.

Hidratantes. Muchas personas con pieles grasas y que sufren de acné creen que al aplicar un hidratante estará más grasa, pero es todo lo contrario; de hecho, si solo usas polvo tendrás el cutis mate y sin brillo. Lo recomendado es buscar cremas y productos para tu tipo de piel. Hay muchas cremas en el mercado que pueden ayudarte, y también elementos naturales como el Aloe Vera, que resulta económico y permite que tu rostro esté siempre fresco y juvenil.

La base correcta. Lo primero que debes saber es tu tipo de piel, ya que, por ejemplo, si es grasa lo más recomendado es utilizar un maquillaje de barra muy light. Por lo general, cuando se tiene acné debes elegir maquillaje para pieles grasas. La idea es que puedas aplicar la base y que se vea lo más natural posible.

Si por el contrario, tu piel es seca lo ideal es usar maquillajes en crema, para nutrir tu rostro. En el caso de tener una piel normal, puedes aplicarte un maquillaje algo más compacto. Sea cual sea tu tipo de piel, siempre ten presente que deberás aplicar la base con pequeños toques y masajes suaves y no exagerar.

Tu mejor aliado para disimular el acné: el corrector. Si tu intención es disimular las imperfecciones, solo deberás escoger el corrector más a adecuado a tu tipo piel y color de la misma.

Ahora bien, para disimular los granos lo idea el aplicar corrector verde antes de colocarte la base de maquillaje, ¿por qué? esto se debe a que los granos suelen ser de color rojizo. La forma correcta de aplicar el corrector es con un pincel sobre el grano o imperfección y disimularlo con pequeños toques con la yema del dedo.

 

Otras cosas que debes saber para disimular el acné

Entre otros trucos que debes saber para disimular el acné se encuentra el de maquillar los ojos y los labios para que desvíen la atención de la mirada. Mientras mayor intensidad haya en los ojos y en los labios, menos atención recibirás a las zonas que tienen granos. Claro, todo dependerá de la hora en la cual vayas a salir.

El estilo Smoked Eyes es maravilloso y te funciona para cualquier hora del día, si lo haces con diversos tonos de marrón o con grises no tan intensos. Le dará vitalidad a tu mirada y si a esto añades unos labios de un color intenso, lo que lograrás es que admiren tu belleza  y casi no determinen si hay granos o alguna imperfección en los pómulos o en la frente, por ejemplo.

Algo a destacar es que debes incrementar tu higiene al limpiar tus brochas y pinceles, por lo menos, una vez por semana, pues son un foco de bacterias que no ayudarán a eliminar el acné de tu rostro. Por el contrario, el acné está provocado por las bacterias que se van alojando en tu cara, si usas brochas sin lavar lo que harás es empeorar la situación.

Algo a destacar es que mientras más húmeda esté la piel al aplicar el maquillaje, mejor. Trata de mantenerla siempre hidratada con algún tipo de crema o aceite esencial y coloca una buena base líquida que permita la correcta respiración de la piel. Trata de que la base sea lo menos grasosa posible, a fin de evitar puntos negros y espinillas extra.

Otra de las cosas que debes revisar es si los maquillajes están vencidos o no. Las pieles que sufren de acné son mucho más sensibles a este tipo de detalles, y puedes generar efectos adversos. Sin embargo, algo que puedes hacer también es consultar con tu doctor sobre qué tipo de maquillaje puedes utilizar, ya que si es un acné demasiado violento, necesitarás de su asesoría.

 

Todo puede disimularse correctamente

Los polvos compactos no son recomendables para personas que tienen acné puesto que obstruyen muchísimo más los poros y terminan generando efectos adversos. Además, si tienes una piel reseca, los polvos la pondrán todavía peor y podrían cuartearla. Debes buscar maquillajes ligeros y que no sean de alta cobertura, a fin de que los poros se obstruyan lo menos posible.

De igual forma, si tienes acné en la zona de las mejillas es importante no abusar del colorete puesto que lo que harás es resaltar más lo que ya tienes. Puedes aplicar un poco pero con moderación, como para que resalte cuando sonríes y ya. De igual forma, utiliza un iluminador en la nariz, en el pómulo y en el arco de la ceja para darle mayor luz a tu rostro.

Algo que debes tomar en cuenta es que los productos de maquillaje que adquieras deben ser de calidad. Invierte un poco en marcas reconocidas, puesto que no sabes si las otras marcas generarán efectos adversos y te harán perder tu dinero.

Por último, te sugerimos que una vez a la semana realices mascarillas exfoliantes con elementos naturales y también los llamados saunas faciales. Estos son pequeños compartimentos en donde metes tu rostro y lo haces sudar, para así eliminar las toxinas acumuladas en la semana. No exageres de ambos y realízalos solamente una vez a la semana para tener buenos resultados. Evita a toda costa pellizcar los granos y deja que vayan eliminándose de forma natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *