Tutorial para exfoliar tu piel en casa

Durante el día nuestra piel está absorbiendo todo tipo de impurezas, además de las propias grasas que produce. Es por ello que es imprescindible exfoliarla cada cierto tiempo, para limpiar los poros obstruidos, eliminar la piel muerta, mejorar la circulación de la sangre, entre otros beneficios. Sin embargo, ir a un spa puede ser bastante costoso, por eso te enseñaremos a exfoliar tu piel en casa.

 

Importancia de exfoliar tu piel

La piel necesita una limpieza profunda de vez en cuando, para poder acabar con la suciedad más incrustada que tiene y poder mantener la piel joven, suave, brillante y tersa, además con el PH de tu piel adecuado. La exfoliación mejora la textura de la piel, destapa los poros obstruidos que no pueden limpiarse por sí solos y hasta ayuda a reducir las arrugas.

¿Cómo exfoliar tu piel en casa?

Si bien es cierto que, por lo general, exfoliarse suele resultar costoso, no debe ser un impedimento para cuidar nuestra piel, mucho más después de conocer estos tutoriales que realizarás desde la comodidad de tu hogar.

Exfoliante de café, sal y miel: el café es uno de los mejores aliados cuando se trata de exfoliar nuestra piel, pues, además de sus múltiples beneficios, ayuda a combatir la celulitis, a eliminar las células muertas y a limpiar la suciedad que se acumula durante el día. Adicionalmente, combinar el café con la miel y un puñado de sal harán que la exfoliación sea milagrosa, solo deberás seguir los siguientes pasos.

Lo primero que deberás hacer es hacer una mezcla con granos de café molido (puede ser el sobrante del café de tus mañanas), un puñado de sal y una cucharada de miel y comienza a colocártela en el cuerpo dándote movimientos circulares, por -al menos- 3 minutos. Luego retira la mezcla con agua fría.

Algo a destacar es que, si deseas combatir la celulitis, un remedio casero es usar este exfoliante todas las mañanas en tus nalgas y muslos durante tres minutos con el mismo método, es decir, en movimientos circulares. En pocas semanas comenzarás a notar la diferencia.

Exfoliante de azúcar y aceite: lo increíble de este exfoliante es que son ingredientes que siempre conseguirás en tu cocina y ahora le podrás dar otro uso. El exfoliante es sencillo, natural y muy benéfico para nuestra piel. Primero mezcla la azúcar granulada con aceite de oliva (puedes usar de coco o de almendra) en partes iguales, luego colócatela en tu piel y masajéala suavemente por unos minutos. Después retírala con agua fría.

 

La mascarilla de arcilla es un gran exfoliante natural

Existe una mascarilla que puedes hacer sin grandes problemas y que te resultará un exfoliante natural de gran calidad; la arcilla. Esta la puedes conseguir en cualquier farmacia a un precio económico. Viene en un recipiente de tamaño mediano y te rendirá por muchos meses, así que es una buena inversión. Consiste en una arcilla parecida a la que utiliza para las esculturas, pero mucho más fina y diseñada para el rostro.

Lo que debes hacer es medir unas cucharadas de este elemento dentro de un envase y colocarle, si es posible, limón con miel. Mezcla hasta que esté homogénea y además un poco gruesa. Coloca dos o tres capas de arcilla en tu rostro y déjala hasta que se seque y comience a agrietarse. Lava con agua fresca y utiliza una pequeña esponja para remover toda la arcilla de los espacios pequeños, como por ejemplo, entre la nariz.

Notarás que la arcilla te exfoliará a fondo sin necesidad de hacer movimientos exagerados ni de invertir grandes cantidades de dinero. Además es una excelente mascarilla contra los puntos negros de tu cara. La puedes hacer como máximo dos veces a la semana, puesto que podría generar efectos adversos si la utilizas demasiado.

 

Hay algunos vaporizadores caseros que puedes utilizar

En el mercado existen los llamados vaporizadores caseros o saunas faciales. Estos resultan de mucha utilidad para cuando deseas exfoliar y purificar tu rostro, pero no quieres gastar costosos tratamientos fuera de casa. Es una excelente inversión y encontrarás algunos desde los 23 Euros en el mercado. Entre las marcas más comunes tenemos Beauty Nymph, y también Voumey, pero hay muchísimas opciones.

Una de las ventajas de los vaporizadores caseros es que no solamente te ayudan con la piel, sino a cuidar tus pulmones. Puedes colocarles en el fondo hojas de eucalipto, y entonces estarás haciendo doble efecto; por un lado purificando tu rostro, y por el otro aspirando los vapores especiales, los cuales te resultarán medicinales para cualquier enfermedad o en caso de que seas fumador.

 

Otros métodos para exfoliar tu piel en casa

Entre otros métodos que puedes conseguir para exfoliar la piel en casa, cuentas con la leche y la avena. Esta mascarilla es de gran importancia, puesto que no solamente te ayuda a exfoliar, sino que también te permite mantener la piel hidratada y sin manchas. Simplemente coloca un poco de leche en polvo, avena molida y, si puedes, maicena. Esta pequeña pasta la podrás colocar en tu rostro y dejar reposar por unos minutos. Posteriormente lava con agua fresca.

Otro de los exfoliantes caseros que puedes probar es la linaza y la miel. La linaza te permitirá no solamente exfoliar tu rostro, sino que también te permite frotar los codos y las rodillas para tenerlos siempre lisos y hermosos. Lo que debes hacer es colocar miel, agua tibia y linaza hasta hacer una pequeña pasta. Esta la vas a colocar en el refrigerador por unas tres horas aproximadamente y luego frotarás los lugares antes mencionados.

 

Cuando vayas a la playa puedes aprovechar…

La playa puede ofrecerte más ventajas de las que crees. Aparte de tomar sol y disfrutar con los amigos y familiares, puedes aproximarte a la orilla para hacer un excelente tratamiento exfoliante. Simplemente colócate la arena mojada que se da en las orillas y comienza a hacer movimientos circulares para exfoliarla. Recuerda que la playa debe ser limpia, de lo contrario estarás causando efectos adversos en tu piel.

El masaje con la arena debe ser suave y lo puedes realizar no solamente en tu cara, sino también en tus brazos y en todo tu cuerpo. Funcionará no solamente como un exfoliante, sino que también te sentirás menos cansado y revitalizado en todas tus extremidades. La arena no solamente ayuda a quitar las impurezas, sino que es un excelente activador de la circulación.

El masaje con arena será muy positivo si lo puedes hacer una vez a la semana por lo menos. Además funcionará para personas que tienen problemas de circulación, y que necesitan erradicar la celulitis, o las várices, por ejemplo.

 

La goma blanca te puede ayudar con los puntos negros

Por último, te recomendamos un ingrediente que, si bien no es tan natural, lo podrás encontrar en la mayoría de las casas; el pegamento blanco escolar. Cabe destacar que tienes que usarlo con precaución, y no como una mascarilla diaria. Funciona eficazmente para los puntos negros. Simplemente deberás colocar un poco en cada punto y esperar a que el pegamento se seque, para luego retirarlo.

Trata de no utilizar esta mascarilla como algo para todo el rostro o en la vida cotidiana, porque puede generar efectos adversos. Si bien su calidad de pegamento es positiva, tiene químicos que no resultarán del todo satisfactorios en una aplicación diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *